La importancia del conocimiento del sector en el éxito empresarial

Puedes ser muy trabajador muy inteligente y además muy listo, pero si no conoces el sector te falta un ingrediente fundamental para alcanzar el éxito, la experiencia.

Si puedes acceder a personas que trabajen en ese sector, intenta tantear su opinión, sin darles demasiadas pistas no sea que te lleves una sorpresa y se te adelanten.

Analiza bien tus posibilidades, madura tus ideas y estudia la mejor forma de llevarlas a la práctica.

La acogida que da la sociedad a determinados productos o servicios depende de muchos factores de diversa índole. Las empresas que realizan estudios de mercado lo saben, es la razón de su existencia. Si tus recursos económicos te lo permiten, y la dimensión de tu proyecto lo justifica, acudir a ellas es una forma de asegurarte que vas por el buen camino.

A través de Internet, tienes la posibilidad de realizar tu propio estudio de mercado. Si te fijas, la red está llena de “filtraciones” de nuevos productos “imágenes robadas”, etc. que en la mayoría de los casos se trata de sondeos de opinión maquillados. Con este sistema puedes ver la acogida que tendría tu idea.

…Y en el próximo capítulo………

Los conocimientos generales

En entregas anteriores:

Los colaboradores

Pros y contras del empresario individual

Diferentes perfiles del insustituible

La idea

 

La Idea de Negocio, clave para el éxito empresarial

Para abrirse paso en una sociedad tan competitiva como la actual, partimos con ventaja si nuestra idea de negocio es innovadora y conlleva un producto o servicio diferenciado de los existentes.

Diferenciarnos de la competencia es uno de los objetivos básicos en una nueva línea de negocio.

Para competir con éxito en una fase inicial frente a las empresas consolidadas del sector, es fundamental hacerlo en aquellos productos o servicios en los que la competencia no está bien posicionada.

Hemos de ponernos en la piel de nuestros clientes y descubrir aquellas necesidades y esos pequeños detalles que nuestra competencia no ha sabido satisfacer.

Emerger en el mercado con un producto o servicio diferente ya dice mucho a favor de nuestra empresa. Para que nuestra oferta alcance el éxito hemos de conocer bien las necesidades y gustos de nuestros clientes potenciales con el objeto de captar su atención.

Hemos de utilizar todos los recursos a nuestro alcance que nos permitan realizar un análisis detallado de las tendencias en nuestro sector.

Debemos asegurarnos de que el nuevo producto o servicio que queremos lanzar será del agrado de nuestros clientes.

Una gran idea sólo lo es si es factible en todo su recorrido hasta su puesta en práctica.

Todos los detalles son importantes, y en esta fase hemos de estar especialmente atentos a las aportaciones de nuestros colaboradores.

En la próxima entrega de nuestra serie, hablaremos sobre la importancia del conocimiento del sector.

Publicaciones anteriores de la serie:

El Empresario nace.

El Empresario se hace.

La Empresa.

Los Socios

Las aportaciones de los socios.

El líder

Los colaboradores

Pros y contras del empresario individual

Diferentes perfiles del insustituible

 

Diferentes perfiles “insustituibles” en la empresa

Si llevas años trabajando seguro que conoces a unos cuantos, ya que es una especie abundante que presenta perfiles diversos.

Perfil 1: El insustituible por vocación

Normalmente este perfil corresponde a personalidades grises, que realizan correctamente trabajos rutinarios que han aprendido a fuerza de tiempo pero que no se caracterizan precisamente por su inteligencia o habilidad personal.

Se reservan datos, procedimientos y todo aquello que facilitaría a los demás substituirles puntualmente y comprobar la mediocridad de sus aportaciones a la empresa.

 Perfil 2: El insustituible por no delegación

En este perfil suelen coincidir dos características.

Por un lado suele tratarse de una persona muy trabajadora, que antes de pararse a pensar quién le puede ayudar en una determinada tarea, simplemente la realiza.

Por otro lado una cierta personalidad narcisista que le lleva a la creencia de ser quien mejor puede llevar a cabo ese trabajo.

Perfil 3: El insustituible por especialización.

A este insustituible no le podemos echar las culpas de nada, ya que bien por la estructura o dimensión de la empresa, o bien por las características de las tareas que realiza, no disponemos de alternativas.

Tu obligación como empresario es la de minimizar al máximo la existencia de los 3 perfiles de insustituibles ya que los que realmente lo sean pueden, por diferentes motivos, poner en peligro el correcto funcionamiento de tu empresa.

Artículos anteriores de la serie:

El Empresario nace.

El Empresario se hace.

La Empresa.

Los Socios

Las aportaciones de los socios.

El líder

Los colaboradores

Pros y contras del empresario individual

Pros y contras del empresario individual

Si tu elección ha sido la de navegar en solitario sin la ayuda de socios, tengo para ti dos noticias. ……Ya sabes ….. una de cal y otra de arena.

La buena noticia es que tienes libertad total en la toma de decisiones. Nadie te llevará la contraria ni pondrá ningún tipo de objeción a lo que tú decidas. Esa sensación de libertad es fantástica y debes saborearla como se merece. Es la justa recompensa a todos los esfuerzos que has dedicado a tu proyecto empresarial.

La mala noticia, es que el precio que pagas por esa libertad es el de estar solo. A tu lado no tienes a nadie que te pueda ayudar en la toma de decisiones.

Puntualmente puedes apoyarte en las opiniones proporcionadas por trabajadores de confianza, familiares o amigos, pero en muchos casos, y por diferentes motivos, no podrán ayudarte o no serán las personas adecuadas para hacerlo.

Es muy importante que al embarcarte en tu aventura empresarial tengas claro que tu libertad de acción, que te puede hacer disfrutar al máximo en el desarrollo y el día a día de tu empresa, compense tu soledad como empresario individual.

…Y en el próximo capítulo………

Diferentes perfiles del insustituible

Artículos anteriores de la serie:

El Empresario nace.

El Empresario se hace.

La Empresa.

Los Socios

Las aportaciones de los socios.

El líder

Los colaboradores

 

 

El papel fundamental de los colaboradores en la empresa

Independientemente de que nuestra aventura empresarial sea en solitario o en compañía de socios, precisaremos rodearnos de colaboradores internos y externos que nos asesoren en temas especializados.

Ser conscientes de nuestras limitaciones es una limitación menosNo podemos ser expertos en todo y por lo tanto debemos conseguir la formación de un equipo de colaboradores que nos ayuden en la toma de decisiones.

Los colaboradores pueden ser internos o externos, atendiendo a las funciones que deban desempeñar.

Los conocimientos específicos, la fidelidad y la implicación personal de nuestros colaboradores han de ser un importante punto de apoyo en el día a día de la empresa.

La externalización de servicios específicos, que siendo necesarios no forman parte de nuestra actividad, permite una mayor dedicación a la buena gestión de la empresa.

Los recursos económicos dedicados a un buen equipo de colaboradores, resulta ser siempre una buena inversión, con un rápido retorno.

En la próxima entrega:

Pros y contras del empresario individual. ¡No te lo pierdas!

Artículos anteriores:

El Empresario nace.

El Empresario se hace.

La Empresa.

Los Socios

Las aportaciones de los socios.

El líderndependientemente de que nuestra aventura empresarial sea en solitario o en compañía de socios, precisaremos rodearnos de colaboradores internos y externos que nos asesoren en temas especializados.

Ser conscientes de nuestras limitaciones es una limitación menosNo podemos ser expertos en todo y por lo tanto debemos conseguir la formación de un equipo de colaboradores que nos ayuden en la toma de decisiones.

Los colaboradores pueden ser internos o externos, atendiendo a las funciones que deban desempeñar.

Los conocimientos específicos, la fidelidad y la implicación personal de nuestros colaboradores han de ser un importante punto de apoyo en el día a día de la empresa.

La externalización de servicios específicos, que siendo necesarios no forman parte de nuestra actividad, permite una mayor dedicación a la buena gestión de la empresa.

Los recursos económicos dedicados a un buen equipo de colaboradores, resulta ser siempre una buena inversión, con un rápido retorno.

En la próxima entrega:

Pros y contras del empresario individual. ¡No te lo pierdas!

Artículos anteriores:

El Empresario nace.

El Empresario se hace.

La Empresa.

Los Socios

Las aportaciones de los socios.

El líder

EL rol del líder en la empresa y la toma de decisiones

Disponer de unos excelentes socios es fantástico, pero la dinámica de las empresas muchas veces exige la toma de decisiones rápidas, y no siempre tendremos a todos los socios disponibles para realizar una reunión en la que debatir la decisión más adecuada sobre un determinado tema.

Cuando se tienen las ideas claras, la agilidad en la toma de decisiones es un importante valor añadido. Bien, pues esa es una de las funciones del líder.

Encontrar al líder entre los socios es muy fácil ya que a los líderes no hay que buscarlos, los líderes se revelan en el día a día.

Nuestro líder llevará la batuta en la hoja de ruta de nuestra empresa perfilando adecuadamente las decisiones de los socios.

Los socios deben de dar su apoyo y han de valorar adecuadamente la especial dificultad de la función del líder.

Y en el próximo capítulo:

Los colaboradores

Artículos anteriores:

Las Aportaciones de los Socios en la Creación de la Empresa

Los perfiles de los socios no sólo pueden ser diversos, si no que el hecho de que lo sean es un valor añadido para nuestra empresa ya que un conjunto de personalidades diferentes y con formaciones diversas enriquecen el equipo.

Que los futuros socios se conozcan previamente es muy importante para asegurarse de que sus personalidades son compatibles. Una buena sintonía personal ayuda enormemente a desarrollar los proyectos con fluidez. Hemos de incorporar a nuestro equipo personas con mentalidades y actitudes positivas.

Las diferentes aportaciones económicas de los socios se han de conjugar adecuadamente con las de conocimientos y dedicación, de forma que cada socio reciba finalmente una retribución justa y proporcionada al esfuerzo realizado.

La valoración de lo aportado por cada uno de los socios es uno de los temas que hay que gestionar desde el principio con la máxima habilidad para evitar futuros conflictos.

En el caso de que entre los socios existan vínculos familiares o de amistad, la gestión de los intereses personales se ha de realizar con especial esmero.

…Y en el próximo capítulo………

El líder

No te olvides de seguirnos.

Artículos anteriores:

El papel de los socios en la empresa

Para que una empresa funcione adecuadamente hay muchos temas fundamentales y éste por supuesto es uno de ellos.

Lo primero que has de plantearte es si necesitas socios. Analiza bien los recursos de que dispones tanto los económicos como los formativos. Plantéate si la dimensión de tu proyecto empresarial, tu personalidad y tu formación son las adecuadas para emprender esta aventura empresarial en solitario.

Si has llegado a la conclusión de que tus recursos personales son suficientes para triunfar, felicidades, es tu empresa y es tu opción.

Por el contrario, si ves que son necesarias aportaciones económicas externas y necesitas complementar tus conocimientos para la estructuración de la empresa, tu opción pasa por asociarte con las personas adecuadas.

Fíjate bien en el calificativo “adecuadas”, ya que es fundamental.

Los socios se han de complementar. Cada uno de ellos tiene su perfil personal, y tú como líder los has de encajar como si fuera un puzzle.

Cada uno de los socios aportará a la empresa un valor añadido de características diferentes en función de su formación profesional y personalidad. Cada socio debe de asumir su rol en la empresa, en función del cual intervendrá en la toma de decisiones y en la aportación de nuevas iniciativas.

Y en la próxima entrega:

“Las aportaciones de los socios”

En entregas anteriores:

El Empresario nace.

El Empresario se hace.

La creación de la empresa.

La creación de la empresa

¿Ya eres empresario? Fantástico felicidades.

¡Ah!, permíteme un comentario. La empresa no eres tú.

Sí, ya se que, sobretodo en el arranque del proyecto empresarial, tú como líder no has escatimado esfuerzo, sacrificio y dedicación, pero eso es simplemente tu trabajo. La empresa es mucho más.

La empresa es mucho más que un líder.Dedícate a desarrollar y consolidar tus ideas mientras dotas a tu empresa de los medios humanos y materiales adecuados que precise en cada momento.

Rodearse de una plantilla de personas implicadas en el proyecto, así como de un conjunto de asesores externos de confianza es fundamental.

Estudia el tamaño adecuado para tu empresa de forma que pueda ser competitiva en tu sector de actividad.

Los beneficios económicos no pueden ser el único objetivo.Un objetivo que siempre está presente en la creación de una empresa es que ésta de beneficios. Es un objetivo lógico ya que de ello depende la viabilidad empresarial.

Si brindar beneficios se convierte en el único objetivo de la empresa, las cosas se complican.

Una empresa ha de tener una sensibilidad especial para su componente más importante, que no es otro que sus trabajadores.

Si las condiciones laborales, las relaciones personales y la implicación en un proyecto común se gestionan adecuadamente, podremos conseguir que las personas que forman parte de la empresa se conviertan en su principal motor.

Para que una empresa funcione adecuadamente es imprescindible que cuente con unos trabajadores que se sientan parte fundamental de la misma. No es fácil, pero conseguirlo ha de ser uno de tus éxitos más buscados.

…Y en el próximo capítulo………

Los Socios.

¡No te olvides de seguirnos!

Artículos anteriores:

El Empresario nace.

El Empresario se hace.

El empresario se hace

Volvamos al inicio. El empresario se hace.Si crees que ser empresario es un camino de rosas, pues adelante, ponte manos a la obra y lleva a la práctica todas tus ideas e ilusiones.

Es importante que antes valores lo que dejas atrás al entrar en el maravilloso mundo de los empresarios

Si tu horario era malo, tranquilo ahora ya no tienes. Ahora tu horario es el de tus clientes, y si no apagas el móvil por la noche, podrás comprobar que es de lo más variado.

Ese sueldo con el que llegabas asfixiado a fin de mes, pues tampoco lo tienes, ahora tienes un objetivo, que es generar beneficios. Mientras no generes beneficios, lo del sueldo queda aparcado para más adelante.

Tu ruta empresarial pasa por el esfuerzo, la dedicación, las ideas innovadoras, la formación, la estructuración de equipos de trabajo, las estrategias de mercado, la selección de asesores externos, y lo más importante rodearte de un equipo humano que en harmonía reme en tu misma dirección, para finalmente alcanzar el éxito.

Si todo lo anterior no va contigo, y creías que ser empresario empezaba por tener una secretaria (o secretario) despampanante, y un descapotable en la puerta, no te equivoques y mejor que no des el paso.

La primera etapa del emprendedor requiere esfuerzo, sacrificio y dedicación, así se hace un empresario. Si sabes disfrutar del fruto de tu esfuerzo, y del riesgo de tu libertad, éste es tu camino.

…Y en el próximo capítulo………

La Empresa.

¡No pierdas el hilo!

Artículos anteriores:

El Empresario nace.

Page 1 of 212